BIENVENIDOS, SI QUIERES SER PARTE DEL FORO SOLO TIENES QUE REGISTRARTE Y COMENZAR A PARTICIPAR Very Happy

comenzaras siendo debutante y para subir de nivel tan solo debes comenzar a dejar tus opiniones sugerencias, lo que desees ..

Atte. Señorita Fundadora

frases impactantes

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por romance333 el Enero 31st 2012, 6:01 pm

me encanta!!! era hora de cambiar!jajaja
avatar
romance333

Pez

Femenino Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 29
Localización argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Enero 31st 2012, 6:38 pm

jajaja siii a mi igual me gusta, pero me quede desorientada jajajajja, pasate por face un dia, quiero presentarte a 2 chicas que son super cool, seguro te caen bien jejeje
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por romance333 el Enero 31st 2012, 7:02 pm

dale!avisame cuando por aca! la verdad el face me aburre tanto.... aunque mas bien estoy en una etapa de querer estar menos conectada con todo.me siento agotada!aunque jamas me agotare de mis novelas.eso tenelo por seguro!
avatar
romance333

Pez

Femenino Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 29
Localización argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Enero 31st 2012, 9:16 pm

Ok, te aviso, que ahora una se fue de vacaciones, jejejeje, pero pasate de vez en cuando, asi nos ponemos al dia, jejejeje
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Febrero 7th 2012, 2:38 pm

Maldijo otra vez, recordando el por qué en un inicio le había arrancado la falda.
—Acércate más al fuego —ordenó.
—¡Más cerca y me meteré dentro! —Le espetó ella—. Tan sólo vete.
Él retrocedió un paso. Le gustaba más cuando expulsaba fuego.
—¡Fuera!
Caminó hasta la puerta y la cerró. Miranda se quedó totalmente quieta durante un momento, entonces por fin dejó caer la manta que tenía alrededor de los hombros mientras se arrodillaba ante el fuego.
El corazón de Turner le latió con fuerza en el pecho, tan alto, de hecho, que se sorprendió de que no hubiese delatado su presencia.
Miranda suspiró y se tumbó.
Turner se puso incluso más duro, una proeza que no creía posible.
Ella apartó las pesadas trenzas del cuello y movió la cabeza alrededor lánguidamente.
Turner gimió.
El corazón de Miranda dio un vuelco.
—¡Bribón! —Escupió, olvidando cubrirse.
—¿Bribón? —Tuvo que alzar una ceja ante la anticuada palabra.
—Bribón, calavera, demonio, como quieras llamarlo.
—Culpable, me temo.
—Si fueras un caballero, te irías.
—Pero tú me amas —dijo, sin estar seguro de por qué se lo recordaba.
—Eres horrible por sacar ese tema a colación —susurró ella.
—¿Por qué?
Miranda lo miró con dureza, asombrada de que lo hubiese preguntado.
—¿Por qué te amo? No lo sé. Ciertamente no lo mereces.
—No —coincidió él.
—De todas maneras, no tiene importancia. No creo que te siga amando —dijo con rapidez. Cualquier cosa para preservar su magullado orgullo—. Tenías razón. Fue un encaprichamiento de colegiala.
—No, no lo fue. Y no dejas de estar enamorada de alguien con tanta rapidez.
Los ojos de Miranda se abrieron como platos. ¿Qué estaba diciendo Turner? ¿Quería su amor?
—Turner, ¿qué es lo que quieres?
—A ti. —Las palabras fueron apenas un susurro, como si a duras penas tuviera el valor suficiente para decirlas.
—No, no es verdad —dijo, más por nervios que por otra cosa—. Tú lo dijiste.
Él dio un paso adelante. Iría al infierno por aquello, pero primero iría al cielo.
—Te quiero a ti —dijo. Y era verdad. La deseaba con más fuerza, con más ardor e intensidad de la que siquiera podía comprender. Aquello iba más allá del deseo.
Más allá de la necesidad.


Belvestoke-1 El diario de la señorita Miranda Cheever-Julia Quinn
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por romance333 el Febrero 8th 2012, 3:44 pm

Ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy como me gusta este hombre!!!! amo los hombres que saber lo que quieren!
avatar
romance333

Pez

Femenino Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 29
Localización argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Febrero 8th 2012, 4:03 pm

jaja, siiii yo tambien, oye, cuando quieras conectate en face, solo mandame un mensaje antes pasa saber a que hora estarás
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Febrero 9th 2012, 2:21 am

Olivia le tendió la taza y se puso a preparar la suya. Encontraba cierta comodidad en las tareas familiares. Sus manos sabían lo que tenían que hacer, los recuerdos de los movimientos grabados desde hacía mucho tiempo en sus músculos. La conversación, también, era un apoyo. Simple y sin sentido, y aun así le devolvía el equilibrio. Tanto que cuando él tomó su segundo sorbo, ella fue por fin capaz de alterar el equilibrio de él, sonriendo con dulzura cuando le dijo:
—Dicen que mató a su prometida.
Él se atragantó, lo cual le dio un enorme placer (la sacudida, no el atragantamiento; esperaba no convertirse en un ser tan despiadado) pero el hombre se recuperó rápidamente, y su voz fue tranquila cuando respondió:
—¿De verdad?
—Sí.
—¿Dicen cómo la mate?
—No.
—¿Dicen cuándo?
—Seguramente —mintió ella—, pero no estaba escuchando.
—Ummm. —Él pareció estar considerándolo. Fue una visión desconcertante, este hombre, alto, totalmente masculino, sentado en el salón malva de su madre con una delicada taza de té en la mano. Al parecer un supuesto asesino.
Harry tomó un sorbo.
—¿Por casualidad alguien mencionó su nombre?
—¿El de su prometida?
—Sí. —Fue un sedoso y completamente cortés «sí», como si estuvieran hablando del tiempo, o tal vez del probable ganador del Ramo de Rosas de la Copa de Ascot en el Día de las Damas.
Olivia le dio una pequeña sacudida a su cabeza y levantó la taza hacia sus labios.
Él cerró los ojos por un simple instante, luego la miró directamente, moviendo la cabeza tristemente de lado a lado.
—Ahora ella descansa en paz, eso es todo lo que importa.
Olivia no sólo se atragantó con el té, lo escupió a través del salón. Y él se rió, el desgraciado.
—Por Dios, esto es lo más divertido que me ha sucedido en años —dijo Harry, intentando recuperar el aliento.
—Es usted despreciable.
—¡Me ha acusado de asesino!
—Yo no. Sólo dije que alguien lo hizo.
—Oh, sí —dijo con sorna—, hay una gran diferencia.
—Para su información, no lo creí.
—Me llega al alma con su apoyo.
—No lo haga —le dijo cortante—. No es nada más que sentido común.
Él se rió de nuevo.

Belvestoke-2 Aconteció en Londres-Julia Quinn
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por anarienzo el Febrero 14th 2012, 4:43 pm

Hoooooooola a todassssss !!! Mil perdones por estar ausenteeee !! Anduve yendo y viniendo y con muuchas cosas, pero nunca nunca dejé de pensar en el foro.
Como andan ??? Estuve leyendo el foro y me encantó que hay muchos nuevos topics y comentarios !!!

Prometo no ausentarme más tanto tiempo

Besos y las extrañeeee !!!
avatar
anarienzo

Géminis

Femenino Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 03/07/2011
Edad : 40
Localización Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Febrero 15th 2012, 10:20 pm

Sebastian se levantó y la miró mientras observaba por la ventana cómo Olivia bajaba del carruaje. Ella se volvió, y en ese instante las palabras fluyeron de su boca:
—¿Quieres casarte conmigo?

Annabel estuvo a punto de caer de bruces.
—¿Qué?
—Esa no era la respuesta que esperaba —murmuró Sebastian.
Ella seguía sin salir de su asombro.
—¿Quiere casarse conmigo?
Él ladeó la cabeza.
—Sí, creo que acabo de pedírtelo.
—No tiene que hacerlo —le aseguró Annabel porque… porque era una idiota, y eso era lo que hacían las idiotas cuando un hombre les pedía matrimonio. Les decían que no tenían que hacerlo.
—¿Tu respuesta es no? —preguntó él.
—¡No!
Él sonrió.
—Entonces es que sí.
—No. —Dios mío, estaba mareada.
Él avanzó hacia ella.
—No estás hablando demasiado claro, Annabel.
—Me ha cogido desprevenida a propósito —lo acusó ella.
—Yo también estaba desprevenido —respondió él, muy despacio.
Annabel se aferró con fuerza al respaldo de la butaca donde había estado sentada. Era un mueble muy incómodo, pero estaba cerca de la ventana y quería ver si llegaba lady Olivia y… Por el amor de Dios, ¿por qué estaba pensando en una estúpida butaca? Sebastian Grey acababa de pedirle que se casara con él.
Miró por la ventana. Lady Olivia todavía estaba en el carruaje. Tenía dos minutos, tres como máximo.
—¿Por qué? —le preguntó a Sebastian.
—¿Me estás preguntando por qué?
Ella asintió.
—No soy una damisela en apuros. Bueno, sí que lo soy, pero rescatarme no es responsabilidad suya.
—No —asintió él.
Annabel esperaba una discusión. Quizá no demasiado coherente, pero una discusión. Sin embargo, aquella respuesta la desconcertó por completo.
—¿No?
—Tienes razón. No es mi responsabilidad. —Él siguió avanzando y acortando, con gran seducción, la distancia que los separaba—. Sin embargo, sería un placer hacerlo.
—Madre mía.
Él sonrió.
—¡Ya he vuelto! —Era lady Olivia, desde el recibidor.
Annabel miró a Sebastian. Lo tenía muy cerca.
—Te he besado —dijo él.
Ella no podía hablar. Apenas podía respirar.
—Te he besado de formas que sólo un marido besa a su mujer.
Sin saber cómo, lo tenía más cerca que antes. Ahora, definitivamente, no podía respirar.
—Y creo —murmuró él, tan cerca de su piel que Annabel notaba su aliento—, que te ha gustado.
—¿Sebastian? —Era lady Olivia—. ¡Oh!
—Después, Olivia —dijo él, sin ni siquiera girarse—. Y cierra la puerta.
Annabel oyó cómo la puerta se cerraba.
—Señor Grey, no sé si…
—¿No crees que ya va siendo hora de que me llames Sebastian?
Ella tragó saliva.
—Sebastian, yo…
—Lo siento. —Volvía a ser lady Olivia, que entró en el salón como una exhalación—. No puedo.
—Sí que puedes, Olivia —gruñó Sebastian.
—No, no puedo. Es mi casa, y Annabel es soltera y…
—Y le estoy pidiendo que se case conmigo.
—¡Oh! —La puerta volvió a cerrarse.

Belvestoke 3- Diez cosas que me gustan de ti-Julia Quinn
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Febrero 15th 2012, 10:58 pm

—¿En qué estás pensando? —susurró él.
Ella meneó la cabeza. Era imposible que vocalizara esos pensamientos tan libertinos.
—¿Estás pensando en dónde más te besaría?
Santo Dios, esperaba que no quisiera que le respondiera.
—Quizá te besaría en otro sitio muy distinto —dijo, coqueto. La otra mano, la que estaba en la pierna, se aferró al muslo y lo apretó—. Si quiero darte placer —murmuró—, placer auténtico, creo que voy a tener que besarte aquí.
Metió el dedo entre las piernas.
Ella estuvo a punto de echarse hacia atrás. Y lo habría hecho, si el brazo de Sebastian no la hubiera sujetado con fuerza.
—¿Te gusta? —le preguntó, mientras dibujaba círculos cada vez más concéntricos.
Ella asintió. O quizá creyó que había asentido. Pero no dijo que no.
Un segundo dedo se añadió al primero y, con mucha delicadeza, la abrió y le acarició la piel húmeda. Annabel empezó a notar cómo su cuerpo se tensaba y se sacudía, y se aferró a sus hombros, por miedo a que, si se soltara, cayera al suelo.
—Creo que sabrás a gloria —continuó él, que claramente estaba dispuesto a continuar hasta que ella explotara en sus brazos—. Te lamería por aquí. —Le recorrió la piel con el dedo—. Y luego por aquí. —Repitió la caricia en el otro lado—. Y luego vendría aquí. —Le acarició el pliegue más sensible y ella estuvo a punto de gritar.
Sebastian pegó más la boca a su oreja.
—Y esto también lo lamería.
Annabel se aferró a él con más fuerza y apretó las caderas contra su mano.
—Pero puede que ni siquiera eso bastara —susurró—. Eres una mujer sensata y harías que tuviera que esforzarme un poco más para darte placer.
—Oh, Sebastian —jadeó ella.
Él se rió pegado a su piel.
—Quizá tendría que acariciarte de forma más íntima. —Uno de los dedos empezó a dibujar círculos alrededor de la abertura y, luego, lentamente se introdujo en su interior—. Así. ¿Te gusta?
—Sí —gimió ella—. Sí.
Él empezó a mover el dedo.
—¿Y así?
—Sí.


Belvestoke 3- Diez cosas que me gustan de ti-Julia Quinn
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Febrero 16th 2012, 1:42 am

Annabel sospechaba que el corazón de su abuela estaba más sano que el suyo.
—Me voy a la cama —anunció lady Vickers—, y no quiero que me moleste nadie.
—Por supuesto —farfulló Sebastian y, cuando se dio cuenta de que quizá debería añadir algo más cercano, dijo—: ¿Puedo traerle algo?
—Silencio. Puedes traerme silencio. —Lady Vickers volvió a mirarlo, aunque esta vez con los ojos entrecerrados—. Entiendes lo que quiero decir, ¿verdad?
Él asintió, sonriendo.
—Me voy a mi habitación —repitió—. Aquí podéis hacer lo que queráis, pero… no me despertéis.
Y, dicho eso, dio media vuelta y cerró la puerta que conectaba las dos habitaciones.
Annabel se quedó mirando la puerta y luego se volvió hacia Sebastian, un poco desubicada.
—Creo que mi abuela acaba de darme permiso para arruinar mi reputación.
—De eso me encargo yo —dijo él, sonriendo—. Si a ti no te importa.
Annabel volvió a mirar la puerta y luego lo miró, boquiabierta.
—Creo que se ha vuelto loca —concluyó.
—Au contraire —dijo él, colocándose detrás de ella—. Ha demostrado que es la más cuerda de todos. —Se inclinó y le dio un beso en la nuca

Belvestoke 3- Diez cosas que me gustan de ti-Julia Quinn
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por romance333 el Febrero 16th 2012, 9:52 am

Donde encuentro una abuela asi???!!!! diganme por favor!!!!!
Sebastian me hace acordar tanto al Sebastian de La promesa en un beso de Stephanie Laurens!!!!
avatar
romance333

Pez

Femenino Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 29
Localización argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Abril 2nd 2012, 1:45 pm

Parpadeó. ¿No estaba haciendo ningún progreso, entonces? ¿Y si sus acciones lo habían echado todo a perder?
—Márcame —era todo lo que se le ocurrió decir.
Con un beso. Por favor.
—No —murmuró—. La voz. Tentación. Quiere que me levante la túnica y muestre que no llevo nada debajo.
¿No lo quería ella también? Aeron se humedeció los labios y se acercó. Nada, ni siquiera una de las bombas de los Cazadores, podría haberle mantenido alejado después de saber eso.
—Voy a averiguarlo por mí mismo.
Olivia se quedó sin aliento cuando él puso sus ahora temblorosas manos en sus caderas. Su cabeza se alzó y se retorció para mirar hacia él. Sus ojos eran enormes, llorosos, y su corazón se sacudió en su pecho.
—¿Qué… qué estás haciendo?
—Averiguarlo, como te dije. —Primero jugó con sus pechos, ahuecándolos, tamborileando los pezones, hasta que ella tembló. Luego se dejó caer de rodillas, sus manos sin dejar nunca su delicioso cuerpo, sino deslizándose hacia abajo—. Querías divertirte, así que te doy diversión.
—No… no hagas esto si vas a detenerte a mitad de camino. He pasado por mucho en los últimos días y yo…
—No lo haré. —El olor de su excitación era más fuerte, una noche bochornosa que quería perderse en su interior—. Nada podrá detenerme ahora, ángel. Nada.
Lentamente, muy lentamente, levantó el dobladillo de la túnica. Ni una sola vez ella protestó, ni siquiera cuando la piel de gallina brotó a lo largo de sus piernas. Sus suaves, firmes piernas, una mezcla de miel y vainilla. Cuando reveló su trasero y vio que no llevaba bragas, su polla se sacudió reaccionando.
Hermoso. Incluso sus alas le dolieron desde el interior de las rendijas.
Mía.
En realidad, es mía.
Apiñó el material alrededor de la cintura, manteniéndola prisionera contra la cómoda y dejando la parte inferior del cuerpo desnudo. La ahuecó, extendiendo los dedos por las deliciosas mejillas. Una vez más ella se quedó sin aliento. Entre cada uno de sus dedos, depositó un beso.
—¿Más? —preguntó él.
—Sí —dijeron ella e Ira al unísono.
La besó en la parte inferior y se encontró con la más suave piel que la Deidad, su Deidad ahora, también, porque se dio cuenta que siempre adoraría al responsable de crearla, probablemente jamás hubiera creado.
—Aeron —dijo ella en otro de esos etéreos agarres.
—Abre las piernas para mí. —Agarró los muslos y los acompañó en la acción, incluso empujó los pies separándolos con las rodillas. Su sangre era como fuego, su necesidad afilándose hasta un punto de cortar—. Ahora inclínate. Todo lo que puedas.
Sólo hubo una pequeña pausa antes de que ella accediera. Por un momento, sólo un momento, lo único que podía hacer era mirarla. Tan bonita. Tan dulce. Tan sonrosada. Tan húmeda. Para él y sólo para él. Incluso la idea de compartir con su (una vez más ronroneante) demonio era aborrecible. Pero lo haría. Tomaría a esa mujer de cualquier manera que pudiera conseguirla.
—Voy a saborearte ahora.
Inclinó la cabeza y la tomó completamente, oyendo a lo lejos una palmada de carne sobre la madera.
—¡Aeron!
Su mirada se levantó. Ella había acomodado sus manos sobre el espejo frente de ella y aplanado su sien en el tocador. Sus párpados estaban apretados, su respiración poco profunda y sus dientes mordisqueando sus labios.
—No… pares —le rogó ella.
No lo hizo. Deslizó la lengua por su feminidad otra vez, demorándose en su clítoris, dándole golpecitos, chupándolo. Eso era ambrosía. Ella. Suave y sexy… suya. Aceptando lo que le hacía, gustándole.
Aunque quería abrasarla, no se permitió apresurarse. Había tomado ese camino con ella antes. Esa vez, iba a saborearla. Esa vez, iba a aprender todo acerca de ese hermoso cuerpo.
—Voy a… Aeron…
—Buena chica.

Serie Señores del Inframundo, de Gena Showalter, 7- La pasióm más oscura
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por romance333 el Abril 4th 2012, 5:47 pm

ajajaajajajajaja alta escenaaaaaa super candenteee
el es un angel?
avatar
romance333

Pez

Femenino Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 29
Localización argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Abril 4th 2012, 5:58 pm

no, el es un demonio, el angel es ella jajajjaja
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Abril 18th 2012, 7:46 pm

Un fragmento de Atrapa a tu pareja, de Gena Showalter


El teléfono sonó, y Jillian salió sobresaltada de un sueño dónde Marcus se cernía sobre ella, la boca tapada con cinta adhesiva para que así no pudiera decirle nada mientras le daba placer y luego se imaginaba su muerte porque no era asunto suyo el darle placer, ni en el país de los sueños ni en ningún otro, e interrumpir el resto de una pacífica noche -el teléfono sonó de nuevo- el resto de una pacífica noche que, al parecer, no iba a poder disfrutar. Soñando o sin soñar.
Otro toque.
Se estiró a por el teléfono, tanteando, pero solo consiguió tirarlo. Maldiciendo por lo bajo, lo buscó por el suelo. Le ardían los ojos, estaba excitada e irritable y todo era oscuro en la habitación, por lo que le llevó un rato encontrar al pequeño bastardo. Cuando finalmente lo sostuvo contra la oreja, rodó de espaldas y gruñó:
—¿Qué?
—Solo quería asegurarme de que llegaste a casa a salvo.
Marcus. Ella inspiró un cálido aliento. Escuchar su voz después de todo lo que había soñado era como tener las piernas extendidas y a Marcus moviéndose lentamente entre ellas. Moviéndose, moviéndose perversamente, con su duro, su muy duro pene empujándola hacía el orgasmo. Temblando, echó un vistazo al despertador sobre la mesilla, 1:03 de la mañana. ¿Por qué la llamaba?
—¿Jillian? —dijo.
—¿Qué? —repitió, sin aliento esta vez. Los pezones se endurecieron y sintió un cosquilleo en el estómago. El (aparentemente interminable) dolor entre las piernas se intensificó.
—¿Llegaste bien a casa, verdad?
—Estas hablando conmigo ¿no?
—Suenas más bien como si me gruñeras. —Indicó él. Él pareció feliz con eso. Demasiado feliz. Incluso excitado.
Sus ojos se estrecharon con desconfianza.
—¿Estás caliente?
—Tal vez —dijo él después de una larga pausa—. ¿Y tú?
—¿Cómo te atreves a preguntarme algo así? No me conoces.
—Tú preguntaste, yo contesté. Yo preguntó ahora, así que es justo que respondas. ¿Estás caliente?
—Infiernos. No
Él rió entre dientes.
—Mentirosa.
Sí, lo era.
—Me llamaste odia pollas y tenías razón. Tú tienes polla y te odio.
—¿Quieres saber una cosa?
—No —contestó ella, sin aliento otra vez. ¿Qué iba decirle? Algo sexy, a juzgar por su tono—. No, quiero.
—Te lo diré de todos modos. Discutir contigo me excita. Es estúpido, pero así es.
¡Dios Querido! Sus discusiones le afectaban de la misma forma horrible que a ella. Estaban condenados. ¡Condenados! ¡A no ser que…No, no, no! Eso no ayudaría. Tenía que ser dulce con él. Tan dulce que él vomitaría por tanto azúcar. Eso haría. Cualquier cosa para detener esta locura.
Mañana, le diría a Georgia que olvidara su guerra, que olvidara hacerle cosas horribles y mezquinas a Marcus. En su actual estado de locura, eso podría parecerle un juego sexual previo. No necesitaba más juegos. Podría saltar sobre él.
—¿Tú y Ronnie con ie os divertisteis esta noche? —preguntó en un tono meloso—. Parecía una muchacha tan agradable.
—¿Celosa?
—Por favor. Eres tan… —cerdo egotista, puedo ver por qué piensas eso— amable por ayudarla con su obvia falta de autoestima al mostrarte tan agradable con ella. Sí, a nosotras, las mujeres, nos gusta que los hombres sean encantadores con nosotras.
—¿Qué eres? —preguntó él, confundiéndola.
—¿Perdón?
—En realidad no eres una odia pollas, ya que mientes al decir que no estás excitada ahora mismo. ¿Eres una polla adicta o una rompe pollas?
—Nunca lo sabrás —dijo apretando los dientes.
—Genial. Una rompedora —suspiró—. Qué lástima.
La sangre le hirvió.
—Esta conversación es aburrida y tú también. Lo próximo será que me preguntes por el pronóstico del tiempo. ¡Adiós!
—Espera —dijo rápidamente—. No cuelgues. Tengo algo que decirte.
Hizo una pausa, estúpidamente contenta de que él quisiera mantenerla en la línea.
—¿Qué?
—Doble o nada, ¿recuerdas? No bailaste conmigo. No olvides traer mis doscientos dólares a la oficina mañana —dijo—. Como tú, no acepto cheques. —Click.
Con la boca abierta, miró fijamente el teléfono. Entonces, frunciendo el ceño, presionó la rellamada. Marcus contestó enseguida.
—Gané la primera apuesta y tú me debes cien dólares —dijo—. Tú ganaste la segunda, así que sólo tienes que guardarte tu maldito dinero. No te debo nada. Si necesitas que use algo más contundente para explicártelo en un lenguaje más simple, avísame. —Click.
Un segundo más tarde, el teléfono sonó.
—¿Qué?
Su adictiva risa le acarició el oído.
—No jugamos con el método americano, nena. Jugamos con el británico. Es la buena. Me debes doscientos dólares. —Click.
Otra vez, se encontró mirando fijamente el teléfono. Poco ético, eso es lo que era. De ninguna forma las reglas de juego británicas eran diferentes a las americanas, se lo había inventado.
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por romance333 el Abril 19th 2012, 7:15 pm

Jajajja como me gusta el nombre de Marcus...grrrr
Me encanto la escena!!!que hot me super gustan esas charlasa telefonicas sugestivas!ja
avatar
romance333

Pez

Femenino Mensajes : 380
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 29
Localización argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por cafrapn2 el Mayo 29th 2012, 8:21 pm

—Me gusta tu camiseta —dijo, dirigiendo el elogio a Sienna—. Me gusta mucho tu pantalón —llevaba una sencilla camiseta blanca, manchada de suciedad y rasgada, pantalón de camuflaje, y a las zapatillas de tenis les faltaban los cordones.
—Yo... ¿gracias? —sus cejas se fruncieron en confusión.
—Sin embargo, ¿puedo hacer una sugerencia al guardarropa?
Otro rugido salió de Paris y antes de que ella pudiera responder, una mano se lanzó hacia fuera y se envolvió alrededor de la tráquea de William. Puntos rojos brillaban dentro de los océanos azules. No, los iris de Paris ya no eran azules. Eran negros, sin diferenciar la pupila del resto.
—¿Estás sugiriendo que su ropa se vería mejor en el suelo de tu habitación?
Bueno. Muy. Divertido.
—¿Quién, yo? —no podía respirar, por lo que las palabras graznaron al salir. No, Paris no se arrepentía de haber venido aquí.
—Paris —dijo Sienna, absolutamente tranquila—. Sé que no tengo derecho a pedir esto, pero por favor, ¿podrías no matarlo? No soy fan del olor de un cuerpo en descomposición.
Más estrictamente apretado... más apretado... entonces la presión disminuyó, cayó.
—Muéstranos lo que has encontrado.


La seduccion mas oscura- Gena Showalter
avatar
cafrapn2

Aries

Femenino Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 24/03/2011
Edad : 25
Localización Cuba

Ver perfil de usuario http://librosparatodoskmy.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por Rebecca el Junio 16th 2012, 7:22 pm

Bueno, ni hablar, me siento realmente trastornada por todas las escenas que hay en este tema. Si no les importa, voy a conseguir palomitas y me sentaré en el sillón a leerlas todas, a pesar de que aun tenga millones de cosas por hacer. He dicho.
avatar
Rebecca

Escorpio

Femenino Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 10/03/2011
Edad : 26
Localización México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: frases impactantes

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.